Métrica de la creatividad

Hoy en uno de los foros de Linkedin al que estoy suscrito, alguien promocionaba un software de métrica del tiempo de cada empleado. Eso es, un sistema informatizado del que se precisa – por si a alguien se le ocurriera la idea – que no se trata en absoluto de controlar al trabajador sino de aportarle una ayuda indicándole de forma precisa a qué dedica su tiempo laboral. El software lo mide y centraliza todo para cada uno.

El argumento es conocido ya: a los empleados se les paga para realizar tareas a cambio de un sueldo, por tanto el empresario debe saber quién utiliza más su tiempo a trabajar, cómo y con qué resultado.

En el mismo tiempo, casi todas las empresas han puesto un nuevo altar en la empresa, a la gloria y veneración de la diosa Innovación. Se exhorta al personal a que sea innovador y creativo, de esto, se dice, depende la competitividad y el futuro de la empresa.

Lo que no parece contemplado ni en el software ni en la mente de los directivos, es en qué momento deben los empleados ser creativos. Seamos realistas ¿crees tú que cuando los jefes analizarán los timing de ocupación de los colaboradores y aparezca dos horas bajo la etiqueta de “Descanso para pensar”, o “tiempo libre de creatividad”, les van a recompensar por contribuir a las ideas innovadoras de la empresa?

A ver, a ti concretamente, de qué hora a qué hora te dicen de dejar de producir y ser creativo? ¿De 12:15 a 12:48 o de 17:20 a 18:32?

Pero ¿está contemplado en tu empresa que los empleados puedan pensar o sólo se les paga para ejecutar? Quiero decir ¿es la misma empresa que pide a sus trabajadores que sean creativos, innovadores y hagan evolucionar el negocio que la que mide con un software “de apoyo personal” a qué tarea dedica el tiempo cada empleado y qué rentabilidad aporta cada uno de sus gestos?

Por mi parte, quedo convencido de que medir la productividad de los empleados y analizar su tiempo de trabajo es la mejor garantía de que no aportarán creatividad al negocio.

(La alternativa, la tenéis en Introducción a Fractal Teams en este capítulo http://www.fractalteams.com/ebook_fractalteams/control-regulacion-empresa.html)

7 comentarios

  1. Alfonso dice: Responder

    Alguien brillante y famosillo dijo:
    “cuando venga la creatividad que me coja trabajando”.
    Trabajo y creatividad no son ni excluyentes ni tampoco incompatibles.
    Slds.

    1. En efecto Alfonso, trabajo y creatividad no son incompatibles. Es más, son muy complementarios. Creo que el uno no debería nunca ir sin el otro.

  2. Arnold Cochran dice: Responder

    Excelente articulo. No entiendo la razón por la cual las empresas siguen haciendo tanto énfasis en la medición de productividad por horas en vez de medir la productividad por resultados. Es obvio que el empleado es mas productivo por lo que produce que por el tiempo que trabaja.

    También creo que la creatividad y la innovación se producen desde la acción y no desde la inacción del trabajo.

    La innovación surge de la necesidad de hacer las cosas mejor, con menos recursos y la creatividad, de hacer algo nuevo y diferente a lo ya conocido que aporte algún beneficio.

    Y la mejor manera de hacerlo, es mediante la acción del trabajo y de la necesidad que se produce de ser más competitivos en el mercado.

  3. La cita exacta es “cuando me llegue la inspiraciòn …” y el citado era un escritor, trabajo creativo 100%. A la innovación hay que dedicarle tiempo como a cualquier otra actividad laboral.
    @maramos228

  4. Michele, sabes que soy un defensor de la organización personal (principio esencial de la eficiencia) y en ella se encuentra la gestión eficaz del tiempo. Es por ello que considero que nada se puede hacer si no se le dedica tiempo, incluso la creatividad…

    1. Efectivamente Antonio, el tiempo es como el gran jarrón, y de nosotros depende en qué orden ponemos las piedras, la gravilla y la arena, y de nuestras elecciones de lo que son cada cosa. Algunos consideran la creatividad como arenilla, otros como piedra grande.

  5. Buen artículo, Michel, aunque no sé si puedo estar 100% de acuerdo con él. Precisamente el otro día en la Vanguardia había un artículo al respecto de un software que medía la productividad de los trabajadores frente a un PC, me gustó bastante. Yo soy creativo, diseñador, y mi trabajo se basa en esperar la inspiración muchas veces, pero mientras la esperas, hay muchas tareas no creativas a realizar. el programa en cuestión parece que mide que se aprovechen bien las horas que se trabajan, y que no por estar 12 horas, realmente se trabajan esas 12.

    Para mí la productividad tiene 2 partes, la APTITUD y la ACTITUD. Aptitud, como la eficiencia que tiene un empleado realizando sus funciones (cálculo para contabilidad, creatividad para diseño, velocidad de tecleo para un administrativo), y la otra es la actitud, o las ganas de hacer esas actividades de continuo. La una sin la otra se zancadillean, y este software digamos que mide la actitud, las ganas de trabajar y producir. La Aptitud la medimos por el currículum, cuando se demuestra.

    Muy buen artículo de todos modos, y me permito linkar el artículo al que hacía referencia, por si alguno está interesado.

    http://www.silonsystems.com/LaVanguardia-Dinero22-05.pdf

Deja un comentario