Ni contigo ni sin tí

Como las mariposas a la luz, el hombre se aliena al trabajo y termina a veces destruido por él. No puede prescindir del trabajo, lo necesita no sólo como fuente de dinero, sino también de sentido existencial, para realizarse a sí mismo.

El Ser se construye a partir de lo que uno hace, es a través de su obra que el hombre encuentra o refuerza su identidad, y el trabajo es dónde más oportunidades tiene de conseguirlo.

Si el trabajo no consigue aportar su parte de sentido, si por el contrario constituye un motivo permanente de sin-sentido, entonces el trabajo se convierte en tóxico. Un veneno del que uno no puede escapar, y que le atrapado en un doble-vínculo: no puede vivir sin él ni con él. Cuando se queda atrapado en la ratonera, no tiene otra escapatoria que la neurosis o apearse de la vida.

Debemos poder encontrar en el trabajo una aportación de sentido. Algunos lo llaman realizarse, otros sentirse útil, colaborar a un proyecto común, hacer lo que a uno le gusta, o vencer desafíos aceptados. Al fin y al cabo, es encontrar sentido en el trabajo. Uno de los 3 pilares de Fractal Teams.

Deja un comentario