• economía
  • El juego del ahorcado

    Toda reducción del gasto público en educación, salud, investigación e infraestructuras provoca que el crecimiento se detenga y, por tanto, que la deuda se hace aún más pesada. Al no poder ser financiada por la economía, tiene que serlo con más créditos o con la venta del patrimonio. A medio y largo plazo, es una verdadera condena a muerte o a la esclavitud.